jueves, 31 de julio de 2014

PARADOJA SENTIMENTAL


Cuando más creemos que somos invulnerables a enamorarnos, más rápido nos terminamos enamorando, a veces llega uno a esa etapa de su vida donde cree que ya es momento de comenzar a escribir el capítulo de su vida donde se avizore el preludio del "y para toda la vida".
Con una mezcla de vergüenza, temor, derrotismo y alegría, me atrevería a decir con una gran carga de sentimientos encontrados, que siento que estoy llegando a ese momento.
¿Por qué precisamente me llegó a suceder, a mí, precisamente a mí que no creía en el amor, y que había perdido las esperanzas de amar a alguien más que no sea yo?, creo que al parecer no soy tan diferente a las demás personas. ¿Pero quién me dijo que si lo era?
Pensando las cosas, yo no vine precisamente del espacio en una nave sideral ni baje del cielo rodeado de ángeles, ni salí de una factoría, ni llegué aquí a través de un portal desde una desconocida dimensión.
Nací como todos, así que era lógico que me enamorara como todos, a  pesar de querer parecer duro de sentimientos, no pude evitar volver a sucumbir ante su mirada, esa misma mirada irradiadora de una potente luminosidad cósmica capaz de someter hasta al corazón más resignado como era el mío antes de conocerla. Después de todo yo no era tan diferente al resto como me trataba de auto engañar, envolviéndome tras un aura de inaccesibilidad a mi corazón, después de todo, terminé siendo el mismo enamoradizo que de niño fui, terminé volviendo a ser aquel chiquillo ingenuo e ilusorio que soñaba con encontrar a su doncella, y vivir feliz hasta los restos de mis días, como en los cuentos de hadas. Aunque ya hace mucho que senté cabeza sobre el axioma de que las historias con finales felices, son solo comunes historias incompletas.

Pues bien, no soy de los que les gusta abrirse a lo que pienso, y no soy de a los que les gusta decir cursilerías, pero este es un momento en que no me importa nada de lo que pensaba antes, y quiero ser poeta, quiero dedicar canciones, quiero expresar lo bien que me siento mientras soy un un maldito y patético templado de mierda... Si, eso es, quiero decirlo, gritar que estoy enamorado, pero lo triste de todo es que no estoy enamorado de nadie. Vaya paradoja!!!!

Lo que quiero decir es que quiero sentir que en mi vida hay alguien en quien piense, alguien que me inspire a escribir cosas bonitas, y no hay quien.
Emocionalmente me siento como alguien que solo quiere tener sexo, sin pensar en una persona específica. Solo que interpolado a mis emociones y sentimientos, siento necesidad de tener una chica a quien querer, a quién amar, a quien poner en el pedestal de mi corazón y tenerla como la reina de mi vida.
En realidad eso no quiere decir que no haya una chica en mi vida, o muchas, pues eso no tiene nada que ver, pues verán, cualquiera puede tener a una chica, pero amor, vaya que el amor es otra cosa, y créanme que por más mujeres que hayan pasado por mi vida, ninguna (a excepción de mi primer y único amor que aún me inspira) me ha inspirado a querer escribir poemitas de amor, y no es que se diga de mi “que bruto pero que poeta” solo digo que si tuviera a una chica lo suficientemente especial como para inspirarme a escribir, puedo elaborar aceptables intentos de poesía, siempre y cuando, repito, encuentre una bella chica que me inspire a hacerlo.

Por ejemplo, una de las veces en las que estaba enamorado de una chica (enamorado de verdad), caí en la cursilería, en la poesía y en el romanticismo, y le escribí un poema, al que consideraba el mayor logro de mi creatividad y genio, tanto así que llegué a creer que un poema de esa magnitud, no merecía serle entregado a una maldita traidora y tramposa como era esa chica que me inspiró a escribirle eso.

Las mujeres son malvadas a veces, crueles y jugadoras, pero no todas son así, por lo menos no todas, pues hay quienes son un ángel de Dios, y el único demonio termino siendo yo.

Una de mis relaciones, a las que terminé odiando hasta hoy, fue una que también me inspiró.
Ahora estoy falto de inspiración para escribir cosas románticas, creo que nadie sacude mi mundo con tan contundencia como para sentirme iluminado por las letras y ponerme romántico colocando una foto al lado derecho de mi monitor y al mirarla dar un suspiro y ponerme a escribir las cosas más lindas que puede salir de mi ya retorcido cerebro.

Ahora por ejemplo si quisiera, me pondría a escribir sobre lo típico que escribo, es decir mis locuras lúcidas, pero eso me hace ver que no avanzo en nada a crear mi catarsis, y no quiero nada.
Quiero un amor, un verdadero amor, una cura, un elemento que me equilibre emocionalmente, quiero un segundo primer amor, porque luego de mi primer amor, todos fueron una humillante defecación en la cara por parte del destino a mis inocentes sentimientos.

Pero no pienso deprimirme por unas cuantas jugadoras insensibles incomprensibles y egoístas que sin piedad tomaron mi corazón, lo estrujaron, lo desangraron y lo arrojaron al piso, lo escupieron lo pisotearon y se lo dieron a los perros, sin importarles lo que el pobre chico enamorado pudiera sentir.

      Eres un maldito despechado.

Si, ya escucho eso, pero aunque creo que puedo serlo, no me considero despechado aún, podría jurar por cada cabello de la cabeza de mi padre, que yo tal vez en alguna ocasión tuve la culpa, no tanto por mi desempeño sexual, sino que emocionalmente yo no las llenaba, o me tocaban tan cabezas huecas y tan puritanas que el que no se sentía complacido era yo, y las cambié por otras más fáciles y eso a ellas no les gustó, y bueno, por esas cosillas tan insignificantes me mandaron a volar y me dejaron, y yo pobre enamorado, solo me fui a llorar por ahí.
No entiendo por qué no entienden que yo necesito cierta variedad, y ellas también.
El problema es que los hombres nos enamoramos de lo que vemos, mientras ellas se enamoran de lo que escuchan, así que ese es el motivo por el que ellas se maquillan, y nosotros mentimos.

1 comentario:

  1. hola,te estado siguiendo a diario tus escritos me parecían fabuloso hasta antes,es algo incrieble como una persona como usted puede expresar de una mujer de esta forma tan cruel,que culpa tienen aquellas señoritas de que no hayan llenado su deseo sexual,¿acaso eran señorita del prostíbulo? usted solo pide y pide,y no da a cambio,que pena me da mucha lastima su actitud,habla compara con palabras repucnates,como si no tuviera una madre ,una hermana o un prima, con que derecho usted las juzga a ellas las insulta, les pone sobrenombres si usted nunca las amo,solo quiso juego placer,mejor debería callarse,es muy indignante su forma de pensar,no todas las mujeres somos así,y no tenemos por que pagar nadie el plato roto de nadie,aprenda a ser un hombre de verdad ,madure,quiere amor,pues de ame de verdad esfuerce,aprenda perdonar a no lastimar mas a nadie,lo que usted ha sentido todo su vida nunca fue amor,solo una admiración por la belleza femenina, si equivoca al decir que nos enamoramos de lo escuchamos, le digo algo a muchas de nosotras nos aburre los parlachines,sus mentiras defectuosas,muchas somos mas sabias para detectar la mentira de un mentiroso.no siga viviendo en su mundo ni en su tierra por que mas allá existimos mujeres que valemos mucho mas de lo usted imagina,que pena si es que no le toco uno así,si le toco no supo valorar,eso ya es problema.quiere saber quien ese anónimo pues no me mostrare aunque lo quisiera hacer,usted no me conoce ni yo a usted,le daré la inicial de mi nombre (za......)fue un gusto seguirte pero hoy me retracto de esta pagina.

    ResponderEliminar