lunes, 12 de diciembre de 2016

MUERE DÍA A DÍA


Puedes conquistar a cualquiera con un poema, pero no puedes retenerla con poemas, ni siquiera con un movimiento de poesía. El amor que una vez emergió de dos almas heridas, que se elevó como una brisa tibia hacia la cercanía de las estrellas, poco a poco fue marchitándose, fue solo un sueño, y con el tiempo uno aprende que los sueños no tienen dedos, tienen puños y a veces golpean fuerte y contundente hasta hacernos despertar de la manera más dura del adormecimiento, y solo así nos damos cuenta que estar solos nos hace más fuertes. Quiero creer que conocernos no fue cuestión de suerte ni azar. Las casualidades no existen. A la hora de la verdad todo está escrito.

viernes, 9 de diciembre de 2016

OSCURO CORAZÓN


Darketo oscuro de negro interior
el mundo desde tu perspectiva
tan  oscuro es cual miradas que evades
de negra cabellera lacia
como la conciencia que ocultas

Ocultista, fanático, devoto
de verde y oscuro sentir
Iluminista, anárquico, liberal
filósofo libertario y banal

El obscurantismo no aplica en ti
a pesar que misterioso te muestras,
y mientras tu cuerpo reposa
tu mente ha distorsionado el tiempo
tu esencia derruido la verdad
Tus mentiras están comprimidas
en pastillas de esperanzas vendidas

Tu aparente serenidad
Mostrada en una mirada impasible
De pálido rostro y seria sonrisa
Oculta el odio de tu interior
Que saca sus garras con tus amores falsos
¿amaste alguna vez de verdad?

Mirada tétrica destructor de esperanzas
anulador de acérrimas voluntades
esclavizador de esas voluntades,
sometedor del caprichoso azar

Eres arquitecto de tristezas
promotor de negras ilusiones frágiles
Y buscando vas el verde cielo del bosque
que adiestra tu corazón sensible al odio
a intolerar todo lo contrario a ti

Enemigo del sincero amor
forjador de portales a los sueños
de promesas eficiente destructor
asesino de ilusión

Si, yo también adoro como destruyes
todo lo que toca tu corazón

martes, 6 de diciembre de 2016

DIOS


Mota de polvo sobre el aire , rayos de sol centellantes, pétalos sobre su cabello castaño, brisa húmeda sobre su piel, cálido barrio de miradas, veloz tiempo corriendo, ondas gravitacionales remeciendo al espacio, caminantes errantes sobre el pavimento, creación espontanea en la imaginación, sabias palabras nunca dichas, espectros oscuros rondando,  estrellas presentes invisibles, la muerte esperando, la vida diluyéndose, el día persiguiendo la noche, y la noche huyendo del día, el todo atrayendo al todo, la materia desdoblando el espacio-tiempo.

Tal vez la manera de actuar de dios es hacerlo sin darse a conocer. Pero uno llega a darse cuenta de de su existencia no porque podamos percibirlo con nuestros sentidos sino por la influencia que tiene Dios en nuestra vida.
Dios es como la materia y energía oscura, de la cual los científicos no dudan de su existencia a pesar que no pueden observarla ni medirla, pero saben con certeza de su existencia por los efectos gravitacionales que causan en el espacio tiempo, como mantener unidas a las estrellas de las galaxias por ejemplo, ¿será acaso la materia oscura la prueba de la omnipresencia de un dios que no puede ser detectado más que por la influencia que ejerce en el universo, y que está en todos lados, incluso en medio de nosotros?
¿Puede que la materia oscura del universo nos esté revelando la presencia de ese Dios Invisible y omnipresente y la energía oscura es su fuerza que mueve hasta lo descomunal? Tal vez los científicos no quieres usar la Palabra Dios en sus variables, pues quieren creer, aunque tal vez en secreto lo admitan, que hay algo en medio de nosotros que no vemos, pero que sabemos cómo influye en todo lo que conocemos.
Dulce pensamiento, sutil encanto de flotar en la nada.

jueves, 1 de diciembre de 2016

SOLDADO EN LA BATALLA



En la zona más confortante, yo esperé la señal, el mensaje proverbial, el evento extraordinario, el suceso improbable, sentado en silencio, oculto por las sombras, sin hacer ruido alguno, yo, mirando hacia el cielo, hacia la ribera del río, escuchando el sonido del viento, esperando algo anormal y fuera de lo común, sería esa la señal, para comenzar a actuar.
Y en mi corazón, la calidez de mis recuerdos, de mis grandes amigos, mis amores perdidos, mi familia amorosa, me reconforta mientras temeroso, espero la eventualidad que podría cambiar el rumbo de mi vida. Los versos últimos que me escribió en una carta, su despedida esperanzadora de que nos volveríamos a ver, la pasión y la nostalgia de sus letras, las canciones con sus dedicatorias, y el perfume de sus letras, yo a todo eso lo tengo en un lugar privilegiado en mi corazón.
El amor, ese sentimiento que infunde de fuerza a cualquier empresa emprendida por cualquier mortal, no ha hecho excepción por mí, y estoy aquí, a punto de quitar vidas, en nombre del amor, a punto de desatar el odio y furia contra otros camaradas de armas.
Pero ¿cómo puede uno pelear por amor desatando odio?, es algo contraproducente, como cuando vi ciertos manifestantes quemar cosas en protesta por el cuidado del medioambiente.
Habría que ser consecuente en toda lucha, ¿se puede pregonar amor desatando odio?
Luego recordé una frase, que decía, que si queremos paz, debemos hacer la guerra, dos conceptos buscan un mismo fin, uno complementa al otro, no puede existir paz, si no son sofocados los elementos desestabilizadores y hostiles, y esos elementos por su misma naturaleza hostil, no podrán ser aplacados más que con la violencia misma, y por ende, una vez ahogadas sus aspiraciones bélicas y violentistas se obtendrá la tan ansiada paz.
Entonces no hay necesidad de ser consecuente con el fin que buscamos, peleo por amor, pero por defenderlo a veces es necesario a pesar de muchos, romper el dogma por el cual actuamos motivados, la guerra es necesaria, inscrito de manera natural en nuestra sangre, en nuestra naturaleza animal, porque si el amor es un sentimiento propio de nuestra naturaleza humana, la guerra no es más que algo más evolucionado y encaminado de nuestra naturaleza competitiva que llevamos plasmada en nuestros genes.
Y aquí, yo, en el silencio del bosque, esperamos yo y mis otros camaradas, a nuestro brutal enemigo, con quienes entablaremos singular combate a muerte, cada quien defendiendo la causa por la que lucha, cada quien en el afán de demostrar cuál tribu es la mejor y la más fuerte.
Amor, he aquí una emoción que puede ser causante de las peores manifestaciones humanas, la brutalidad no tiene precio, pero es un camino para mantener la seguridad y el bienestar de aquellos seres más débiles y sobre todo, a los que amamos más que todo.
Cuántos corazones rotos habrá a partir de mañana, cuántos corazones desolados dejará esta batalla, y quién sabe si mi amada mía será una de ellas. No lo sé, puede ser.
Se escuchan los augurios, los centinelas alertan de la cercanía del enemigo, no hay más miedo en mi corazón, solo el deseo de defender lo que más amo, ya no peleo por mí, ni por mi patria, ni por la ideología de mi gobernante, peleo ahora, por mis seres queridos, por mis seres amados, porque si nosotros no obtenemos la victoria hoy, serán ellos quienes sufrirán las consecuencias de este enemigo cruel, sanguinario y déspota, mi pelea es por amor, por defender lo que más amo, y mis camaradas, aunque no lo dicen, en su mirada percibo que todos tenemos la misma motivación de lucha. Por primera vez, pelearemos por algo más supremo que espíritu de lucha o gloria, pelearemos por amor, por amor daremos combate a las hordas enemigas y no tendremos piedad ante ellos, ya que ellos no tendrán piedad de nosotros ni lo tendrán si derrotándonos, se encuentran frente a frente de nuestros seres a quienes más amamos.
Veo el cielo, y veo las aves volar, yo creía que ellos no luchaban, pero veo que si, deben lidiar cada día contra depredadores que los acechan a ellos, y a sus nidos.
A fin de cuentas, esta vida se trata de sobrevivir, la clave del éxito es la experiencia de la supervivencia, desde que llegamos a este mundo, comenzamos a luchar, nuestra existencia es una constante lucha hasta el día en que la muerte nos dará el descanso definitivo. Mientras respiramos, mientras existimos, nuestra vida es una constante lucha, de diferentes maneras, de diferentes escalas, pero una conflagración eterna que nos motiva a seguir adelante.
El centinela nos dice que el enemigo ya está a la vuelta de la colina, no hay más deliberaciones que hacer, pronto mi vida estará en juego, el dolor no tiene lugar para el miedo, porque hay una motivación que me mueve, es el amor, y no hay mayor cosa que me infunda fuerza que ese sentimiento que me llena de pasión por lo que sea que hagamos.
Ahora los veo, el enemigo avanza, henchido de confianza, quizás en su mente solo hay el zaqueo de los bienes conquistados, pero yo sé que ni yo, ni el resto de mis camaradas, se los permitiremos.
El general nos avisa que debemos atacar a su señal, y mi corazón se infunde de adrenalina y fuerza, no hay lugar para el retroceso ni para el rezagamiento ni mucho menos el miedo.

Dan la señal, y juntos yo y mis otros hermanos de causa, nos abalanzamos ante las hordas del enemigo, la moral alta nos hace correr, gritos y arengas por parte de nuestros oficiales, “DE AQUÍ EN ADELANTE ES LA VICTORIA O LA MUERTE, NI UN SOLO PASO ATRAS”, y empuñando armas, con las lágrimas sabiendo que vengaremos a otros pueblos arrasados y defenderemos a nuestras familias antes que el bárbaro enemigo esté a las puertas de casa, vamos con ánimos infinitos de lucha, el enemigo ya no nos atemoriza, y  ahora cada uno sabe, que pase lo que pase, a partir de este momento ya nada será igual, una guerra lo cambia todo.

lunes, 28 de noviembre de 2016

TU AUSENCIA





















Sueño que te veo en la oscuridad
que el silencio grita tu nombre
donde el cielo toca la tierra
y cuando la noche conquista al día

Dicen que tus ojos ya no brillan
que tu voz ya no canta más
susurros de un amor somnoliento
un amor que como la niebla
se va poco a poco desvaneciendo

Me gusta el brillo de tus ojos
recordarlos cuando en frías noches
solitario con los ojos al cielo
admiro a ese cielo esmaltado

Y en el vacío de noches de insomnio
con el agobio de tinieblas reinantes
escucho cantar a Led Zeppelin
a su magia sublime extasiante
sumiéndome en tu bello recuerdo
trascendiéndome de triste a feliz

sábado, 26 de noviembre de 2016

UN FUTURO QUE NO LLEGARÁ

Existe un mañana que jamás llegará
Un futuro incierto donde tú no estarás
Un porvenir ilógico de espinos venenosos
De sueños incumplidos y fantasiosos
De nubes negras que al día alejará
con cuervos que harán infierno el paraíso

Camina hundido en abstractas deliberaciones,
Bajo atardeceres de rojo matizados
Atrapado en un vórtice de sensaciones
Con la angustia presionándome el cuello
buscando sentido a una promesa rota
Pero aunque todo sea tiniebla
Y las estrellas su brillo pierdan
Tu amor será la luz de mi mundo
mi motivación de seguir caminando
el apaciguador de mi corazón agitado
el amor de mi vida errante

jueves, 24 de noviembre de 2016

MURIENDO


Soy yo, quien se encuentra rendido a tus pies, te llegué a amar tanto, tanto así que tus palabras han obtenido el nefasto poder de lastimarme, como el  sublime don de elevarme hasta las estrellas. Una sola palabra tuya, puede cambiar totalmente un mal día en uno maravilloso, y dolorosamente también hacer todo lo contrario.
Me dices que solo obtengo lo que me merezco, y no creo merecerme semejante cosa, no hay maldad más grande que sabiendo que me tienes a tus pies, así estrujes mi alma a tu voluntad, absorbiéndome todo, la vida, la dignidad, la alegría y la dicha por vivir, como un agujero negro supermasivo que no perdona nada.
Al alzar la mirada hacia el esmaltado cielo de lejanos astros inalcanzables, me pongo a pensar, por qué me enamoré del único ser que a quien amar, es tan doloroso como la agonía de miles de estrellas allá en el infinito, yo, quien es dueño del pensamiento de otras personas que quizás darían mucho por tener una oportunidad conmigo, y la única persona que se ha adueñado de mi pensamiento, no valora lo que mi ser daría por permanecer solo un segundo a su lado, dejando de lado mi dignidad y mi orgullo.... Orgullo, qué me importa mi orgullo si daría todo por estar un instante más junto a ti, desafiando a quien sea, a mis amigos que me dicen que no me hace nada bien estar contigo, y a mi razón que me dice que contigo muero cada día un poco más.
Porqué tienes el corazón tan endurecido, ya no das muestras de cariño hacia mí, ¿por qué no puedo alejarme de ti a pesar que me haces tanto daño?, hasta la frialdad te hace adorable, y no entiendo por qué te sigo amando a pesar de todo.
Qué hacer para dejar de pensar en ti, no puedo dejar de hacerlo, estás latente en mis pensamientos, centellante, omnipresente, como el sol en el día, como la gravedad en la tierra, como las tinieblas en la noche, como el frío en el vacío, sacarte de mi cabeza es imposible, impensable, cada elemento que mis sentidos perciben está relacionado a tu existencia, tus recuerdos siempre te evocan, a tus palabras, a tus hechos. Tan dependiente me he vuelto de ti, que pienso que no es normal, no es típico, no es posible que te piense tan obsesivamente a costa de mi estabilidad psicológica ni emocional, has llegado a mi vida para destruir la antigua persona, y para hacer emerger a una nueva. Este quien soy yo, es producto de haberme enamorado de ti, este ser, que ves sucumbir ante tus ojos negros, inseguro, tímido, con sueños, con anhelos, con debilidades y defectos, es producto del ablandamiento que has generado en mi corazón, mismo corazón que alguna vez reacio a amar, ahora te llegó a amar con todo solo a ti.
Ahora entiendo el sentido de las canciones románticas, estoy muerto en vida, si sabes lo que siento por ti, porqué te sigues comportando igual que siempre, te amo tanto, y no sé si te merezcas todo lo que siento por ti.

Es imposible no admitir, que todo lo que haces va poco a poco matando lo que siento por ti, entonces tal vez entenderás, cuando ya no sienta lo que por ti siento hoy, que no hay amor no correspondido, sino solamente un amor tardío, un amor no expresado a tiempo.

lunes, 21 de noviembre de 2016

TOCA DESPERTAR



Casi pienso lo que escribo, casi escribo lo que pienso, casi no existo en este presente, casi me siento menos que un átomo, y casi siempre al alzar la mirada al firmamento, me doy cuenta que en comparación con el infinito, soy menos siquiera que un quark, casi inexistente, casi infinitamente insignificante, ya que lo único que daba sentido a esta breve minúscula criatura, era el amor que llegué a sentir por alguien, el sentirme por primera vez amado, era la pasión que me hizo volver a vivir, era la fuerza que me empujaba a existir, el motivo para respirar y no morir.
Fui feliz, feliz mientras me convencí de haber encontrado la quintaescencia universal en un solo ser, el mismo ser de quien me enamoré, perdidamente, absolutamente, amar a un ser completamente sin entender el por qué, fue el más grande misterio de haberle conocido.
Cuánto fui capaz de dar todo de mí, hacer cosas por amor, hacer locuras, cosas impensables, fuera de la lógica ni razón alguna, sin explicación solo motivado por el más sincero amor.
Pero el amor, es un ciclo, que como todo en la vida termina. Y su amor por mi terminó, tan sorpresivamente, tan intempestivamente, o quizás fue algo paulatino, que yo cegado en mi fantasía de enamorado, no me di cuenta de los vestigios que comenzaba a dar, de aquellos indicios que yo debía notar, o si me di cuenta no lo tomé en importancia esperanzado en que el amor que yo daba, no iba a permitir que el amor muriera, consideraba que yo estaba regando el sentimiento tan cuidadosamente, que creía que el jardín del amor jamás se marchitaría, pero murió, y eso me devastó.
Cuando pienso, pienso en quien me destruyó por dentro, no soy ya el centro de mi existencia, ya no hay más personas que orbitan alrededor de mí, y yo en cambio, pasé a orbitar la existencia de alguien más, alguien que se convirtió en el centro de mi vida, en el eje de mi existir.
Y fue un ser muy frío, gélido, cuya frialdad me lastimó tanto, que me era imposible volver a sonreír. Mi sueño me fue arrebatado, el apetito desvanecido, la alegría absorbida por su fría manera de tratarme, y cada día, en noches solitarias inundado en lágrimas, yo le imploraba diciéndole:

Hey tú, si tú, de quien me enamoré,
Devuélveme la alegría que te llevaste al irte
la sonrisa de mis labios que te apropiaste
los sueños que me has robado
el color de mis días hurtados,
la majestuosidad de la noche,
la magia del esmaltado firmamento,
la tranquilidad de mi alma,
mi deseo de vivir, de nunca morir
Has dejado un gran vacío en mi corazón,
eres el ser que al irse se ha llevado el cielo,
que al dejarme quitó sentido a mi existencia.

No me escucha, no obtengo respuesta, su frialdad, su trato hostil, la ausencia de un "te amo", de una muestra de extrañarme, de tiempo de verme, de nunca querer besarme.
"Extraño tus besos", solías decirme, y estando ahora mis labios a tu disposición, te niegas a con tus labios rozarlos.
Veo tus ojos tan lejanos, a pesar que al mirarlos están tan cercanos, y no veo el brillo que me enamoró, ya no escucho la voz que me cautivó, ni las palabras que me hicieron caer a sus pies y hacer dar todo de mí, hay una persona extraña frente a mí, diferente, distante, como si alguien desconocido utilizara tu apariencia.
"Jamás te lastimaría" solías decirme, y al escucharlo me sentí seguro en tu regazo, me sentía invulnerable, ¡Qué me importaba el mundo, que me importaban los que se opondrían a nuestro amor!, estar contigo era suficiente motivo para desafiar la hostilidad que la vida nos pondría por delante, por el hecho de que vivamos un amor imposible.
"Cuando vea que estés triste, haré lo posible para alegrarte" solías prometerme, y sin embargo, tú, el motivo de mi alegría, te convertiste también en el motivo de mi tristeza, en la causa de mi dolor... Podrías modificar mi trágico estado de ánimo con solamente pronunciar esas dos palabras que ya poco a poco dejé de escuchar de ti.
Cuándo sucedió que empezaste a odiarme, que te empeñaste en solo lastimarme, en verme por los suelos, en usarme para alimentar tu ego, cuándo dejaré de sucumbir ante tu fría manera de tratarme, cuando seré arrebatado de tu órbita a volver a convertirme en un ser solitario pero feliz, vagando por el mundo sin más preocupaciones que hacerme feliz yo mismo, en qué momento cree una dependencia a ti, en qué momento te convertiste en mi única prioridad en este mundo, tanto que fui capaz de desafiar a cualquiera que me dijera que no eras bueno para mí.
Cuando me liberarás de tu nefasta influencia, liberarme de tu campo gravitatorio que me tiene atrapado emocionalmente a ti, ligado a tu forma de ser conmigo, cuándo llegará alguien que me arrebate de tu órbita de influencia emocional, y me lleve a orbitar a alguien que me brinde el calor que en ti ya se apagó.
Tal vez la verdad sea solo una, que tú y yo ya no somos para el otro, creo que debo esforzarme en alejarme de ti, creo que aferrarme a ti, me hace más daño, que el daño que me haría yo mismo fingiendo no amarte.
Serpiente ignomiosa, le temo a la muerte, pero más le temo al dolor y la desolación que el desamor causa, la muerte a su lado es solamente un rasguño, y tal vez la liberación de mi alma que debe lidiar con este cuerpo que se enamora, clava pues tus dientes en el mismo lugar en donde reside todo mi dolor, liberarme de esto con tu veneno mortal pero libertador.
Las personas le temen a la muerte porque no saben qué es lo que hay más allá de ella, pero para mí cualquier lugar que no sea esta realidad me bastará, no importa si solamente hay la nada.
Ahora Intentaré ya no pensar en lo que fue, en volver a no sentir que te necesito junto a mí, en aprender a asimilar que hay otras personas de quien me puedo enamorar, que allá afuera hay muchas más.
Intentaré ya no amarte más, colocar barreras a mis lágrimas cada vez que tu recuerdo los invoque a salir, tratar que al dormir lo haga toda la noche y evitar esos despertares intempestivos con el corazón latiendo fuerte y esa necesidad de tenerte a mi lado.
Volver a abrir libros, a ver películas, a escuchar músicas, caminar por aquellos lugares que juntos disfrutamos y no pensar más en ti. Esto será muy difícil porque cada cosa relaciona tu recuerdo con ellos.

El amor es un ciclo que como todo en la vida termina, y esto ya terminó, es momento de cerrar este ciclo, de llorar lo que tenga que llorar, y empezar a sanar y reconstruir mi ser con los pedazos que quedó de toda esta fantasía.
Fue esto solo un bello sueño, pero ya toca despertar. 

jueves, 27 de octubre de 2016

EB

Desearía ya no pensar en ti, olvidarme de ti, decirte que ya no te amo, poder dormir muy bien y no despertarme a mitad de la noche pensando en ti. Pero no puedo decirlo, sería mentir, porque aun te amo, no puedo dejar de pensar en ti y eres causante de mis desvelos.
No tengo la fuerza por dejarte ir, no sé si seré un tonto por mantenerte junto a mí. Yo sé que una vez te he aconsejado que nunca des todo por alguien, y déjame decirte que yo mismo no estoy siguiendo mi propio consejo, porque yo si estoy dando todo por ti, arriesgando todo por lo nuestro.

lunes, 3 de octubre de 2016

PERSONAS Y PERSONAS

Hay personas y personas, que llegan a nuestra vida sin pedir permiso, que tiran por los suelos nuestros planes de no enamorarnos, que con violencia extrema destruyen nuestra tristeza, abarcando cada sentir de nuestra existencia, invadiendo cada rincón de nuestro pensamiento, ocupando lugares privilegiados en nuestras prioridades, llenando vacíos infinitos en nuestro corazón, apoderándose de nuestros sentimientos, acaparando nuestros días y diciéndonos que ya nada será igual que antes.
Hay personas que al cruzarse en nuestras vidas, lo hacen para nunca más irse, para permanecer de por vida cerca nuestro, que cambian un yo por un nosotros, que reconceptualizan el término libertad, que fusionan nuestro ser con el suyo al tiempo que somos dos seres independientes... Qué paradoja, que deliciosa contradicción, así hay personas y personas, y aun así de tantas que hay, solo destaca una, esa que se vuelve irremplazable, indispensable, única e inamovible, que acapara nuestra atención haciendo que el resto de personas queden fuera de foco, no hay más placer que entregarse solo al ser amado, descartando al montón que no ofrece nada permanente ni sublime.
Así eres tú, quien como una suave brisa tibia recorre en mis pensamientos de extremo a extremo, centras mi vida en torno a tu existir, cada aspecto de mi acontecer me lleva a ti, has concatenado cada parte mía a ti, has creado un nexo que no es visible pero si irrompible, porque a través de tu mirada he descubierto mi propia alma, el sentido de mi existencia, y la esencia oculta de mi propio ser, que hasta ahora gracias a ti yo descubrí. B.G.L.

lunes, 26 de septiembre de 2016

MI ALGO SUSTANCIAL

Siento el temor por lo que llegará a pasar con nosotros una vez que llegue el inevitable final entre lo que hemos construido, yo no quiero que llegue ese día, pero a veces el querer no basta, lo inevitable no se puede evitar, llegará el día en que cada uno tomará caminos separados, y yo deberé partir de nuevo de este lugar.
Las cosas que estamos viviendo, buenas o malas, están cincelando en mi memoria recuerdos que nunca podrán ser borrados, que nunca querré borrarlas, que me impedirán dejar de amarle cuando llegue el momento de olvidar, cuando me dé cuenta que el amor que siento, no es suficiente para mantener a flote una relación que en el futuro llegará a deteriorarse por el mayor enemigo de todo lo que quisiéramos no acabase nunca: EL TIEMPO.
Ahora, no puedo dejar de pensarle, llega a alegrar cada momento de mi día, no he sido más feliz en mi vida desde que le amo, no había notado que se ha convertido en parte fundamental de mi vida desde que me di cuenta que le amo con todo.
Se ha convertido en mi todo, cuando nos despedimos, cuando nos decimos adiós, a pesar que sé que solamente es un hasta luego, siento que me es arrebatado el cielo, que mi mundo pierde algo sustancial, y no puedo evitar sentir su ausencia, sentir que me falta algo importante, ese factor que es mi común denominador, aquella constante que equilibra la ecuación de mi vida, el elemento que necesito en mi existencia, mi alma muere cuando no está, mi espíritu resucita cuando le vuelvo a tener frente a mí.
Dónde ha quedado mi estabilidad, mi autonomía emocional, ha quedado enlazado en su persona, mi ser tiene conexión con su ser, una conexión invisible, enlazados por el amor mutuo que sentimos.
Y aunque peco de optimista a pesar que sé que lo nuestro no llegará tal vez a un buen término, no puedo evitar planear mi futuro a su lado, puedo visualizar mi vida a diez y veinte años a su lado, contemplando hermosos atardeceres juntos, y regocijándonos en cada amanecer al despertar uno junto del otro, día tras día de manera ininterrumpida.
Yo lo que siento es un amor genuino, pero a la vez comprendo que esto no durará para siempre, los amores imposibles son los más intensos, pero no se llamarían imposibles si fueran posibles, y solo me resigno a vivir el presente, sabiendo que el futuro no es para nada prometedor.

miércoles, 31 de agosto de 2016

DOLOR



Qué es el dolor que nos sume en completa angustia, en pensamientos lúgubres que oscurece todo a nuestro alrededor, ocultando a nuestros ojos la luz del día, y enfriando la calidez del sol. Soy víctima del engaño, bajé la guardia que tan firme estuvo, inquebrantable por mucho tiempo, y lo bajé voluntariamente, dejé ser seducido a pesar que  mi instinto me decía que no lo hiciere, y fue inevitablemente mi perdición, perderme por una vana ilusión.
Yo, que fui por mucho tiempo el amo del amor, El narcisista por excelencia., el único que se vanagloriaba de no amar a nadie, yo, el que henchido con el orgullo y el ego caminaba abanderado, fui el que ilusamente bajó la guardia, y estoy al borde de perder la cordura con la persona más equivocada que pude haber encontrado en mi camino. Y la destrucción de mi felicidad fue paulatina, mi alma y pensamientos fueron invadidos por su imagen, su persona, su ser, nada ya llenaba mi alma, su recurrente recuerdo invadiendo mi pensamiento aturde mi paz, me sofoca, me ahoga, he olvidado mis propias teorías planteadas, mis propios dogmas ahora desvanecidos, y no puedo ahora sonreír, me llego a hundir en mi miseria interior, me llego a fundir en el dolor que latente está en mí, fui empujado por mi soledad a los brazos del ser menos indicado.
Mi mundo se fue tornando muy oscuro, quizás muchos tras de mí se ríen de mi ingenuidad y de lo iluso que he sido, tal vez hay uno más que lo sigue haciendo, no fue culpable nadie más que yo, por decidir abrir mi corazón a quien no se lo merecía.
¿En qué se parece de su némesis?, en mucho, tal vez son el fiel reflejo de sí mismos, tal vez su némesis es más sincero por no ocultar su ser, tal vez él sea más perverso por disfrazarse de cordero y coger desprevenido a su víctima, tal vez sus palabras solo eran sonidos, sin respaldo en la verdad, con fachada de honestidad, fui víctima del engaño más grande, el engaño de mi vida más vergonzoso, pues me deje engañar, cerrando los ojos, con una fe ciega creyendo todo lo que salía de sus labios, aún yo teniendo la intuición de que estaba caminando sobre una capa de hielo tan delgada que inevitablemente iba a romperse arrastrándome a lo más profundo de lo que yace bajo sí, como finalmente sucedió.
Pero ya cuando me di cuenta de la verdad de su ser, era muy tarde, ya habíame seducido, ya se había apoderado de mi corazón, mis pensamientos, y había hallado la puerta para ingresar a mis sueños, la revelación de mi verdad, me dejó inmóvil, ya lo amaba tanto que odiaba no estarle odiando, lo amaba ya tanto que toda su maldad yo lo consideraba digno de mi perdón, aunque un yo cuerdo lo habría considerado imperdonable, pero al fin de cuentas estaba ya desarmado, el amor que había sembrado en mí había parasitado todo mi ser, bloqueando mi razón, vendándome con un tapujo enceguecedor, que no me permitía percibir la realidad como es en realidad, si tan solo yo pudiera verle como los demás le ven, creo que me daría cuenta de lo real y volvería al sendero de mi vida, inamovible, inquebrantable, tener al sentimiento del amor, encadenado y bajo mi control.
Quién soy yo ahora que amo a quien no me ama, quien puede tolerar la humillación de que no me ame profundamente, quien no pudiera dejar fluir sus lágrimas en sus brazos si no lo apreciara enormemente, quien pudiera no sonreírle si no fueran sus ojos mi punto débil, quien negarle algo si no fuera que en mi vida lo es todo, un eje por sobre el cual gira mi mundo, un amor que es en justa medida, el veneno y la medicina.
Mis versos han muerto por ti, mi espíritu anarquista busca ahora la contemplación del brillo en tu mirada, quiere mi alma dejar su libertad y encadenarse a tu destino, mi locura ha ido progresando a medida que ibas avanzando en mí, abriéndote camino a través de besos y caricias que me desarmaban por completo, dejando desnudo mi cuerpo no tanto como desnudabas mi alma, y escudriñabas en lo más profundo de mi, te he dado la llave de mi corazón, y temo que esa llave la arrojes y nunca más nadie pueda volver a abrirlo.

Necesito tiempo, reordenar mis ideas, enterrar este sentimiento, dejar que fluya por alguien que verdaderamente valga la pena, pero debo volver a ser dueño de mí, a ser otra vez el portador de mi cordura, y que no exista nadie que pueda determinar mi estado anímico como hasta ahora está en mano de otra persona, he olvidado que mi felicidad no debería depender de otra persona.

sábado, 23 de julio de 2016

JOVEN ANARQUISTA



Nadie sabe lo que se siente, ser un chico triste, solitario, forzando sus emociones para aparentar ser una persona diferente a lo que es, respondiendo constantemente lo que la sociedad acepta como respuesta, haciendo creer a las masas que comparte su absurdo pensamiento, sonriendo al enemigo, abrazando a quienes aborrecemos, diciendo te quiero a quien odiamos, resulta triste caer bien a quien nos cae mal.
Pero no podemos decir lo que pensamos ni actuar como nuestro ideal manda, en una sociedad idiotizada, corrompida, sin alma, individualista, acostumbrada al conformismo, incentivada a no protestar, a decir siempre si a lo que sus soberanos mandan, los soberanos ahora no tienen rostro, los gobernantes ya no gobiernan, están sometidos al amo que rige este mundo, un amo omnipotente, presente en todos lados, que mueve a todos, que mata a muchos, que destruye a muchos, arrasa ecosistemas, naciones, personas, vida, salud. Ese amo, es el dios de este mundo, pero es real, es palpable, es tangible, está detrás de todo, tiene un nombre, y una parte está en los bolsillos de cada uno, hasta del que escribe esto.
No es un dios espiritual, pero si real, al que escucha la gente, el que pone de rodillas a los gobiernos, el que determina la felicidad, el que acaba con la felicidad. A pesar de todos conocer su parte negativa, nadie puede salirse de sus garras, nos tiene atados a cada uno en sus redes, somos adictos al dinero.
Lo más que hacen unos solo es protestar, indignarse y nunca actuar, ese ejemplo no seguiremos… los gritos se pierden en el viento, mas las acciones perduran en la posteridad, y logran algo. Por eso, basta de alzar la voz, que callen todos los alborotadores, y charlatanes. que callen las voces, que griten las armas, que se enfríen las gargantas de los oradores, que enrojezcan los cañones, que los panfletos sean leña que fundan el acero de los rifles, no más discursos, que inicie la revolución social, que comience la guerra de clases, y que esta vez el anarquismo pelee con todo, pues en esta nueva lucha, o el anarquismo es destruido, o es el que conducirá el destino de nuestra especie, del planeta y del porvenir, la historia tiene reservadas sus páginas para nosotros. No pararemos, iremos  tras la victoria, no hay marcha atrás, Rendirse es imposible.
No retrocederemos, no desistiremos, no nos rendiremos, en esta nueva guerra, la humanidad bajo el ideal del anarquismo contra el capitalismo, lucharán tan aguerridamente para demostrar quien merece sobrevivir a este mundo y a la posteridad.
Pero solo yo, y pocos más, somos conscientes de esto.

Tantos humanos, casi toda la muchedumbre, arrodillado ante su dios, el dinero, idiotizados y corrompida hasta su razón, mientras yo disconforme conmigo mismo, disconforme con el mundo, porque nadie comprenderá jamás el gran sueño que llevo en mi, sueño no convencional, porque en mi corazón yo llevo un mundo nuevo.

martes, 5 de julio de 2016

DULCE PERDICIÓN


Quisiera decirte lo mucho que te extraño, me embargan por momentos muchas grandes ganas de escribir, pero al mismo tiempo me reprimo, y deseo morir, irme de este lugar, ser aniquilado, morir intoxicado, y drogado, abrazar los espasmos propios de una alucinación provocada por el exceso de un ganllaso, y morir, morir antes que se me pasen los efectos de la droga, irme de este mundo, sintiendo lo hermoso que es la vida.

miércoles, 29 de junio de 2016

UNA PALABRA SUYA BASTÓ PARA SALVARME


Aún recuerdo las coincidencias ilógicas que conllevaron a que nuestros destinos errantes se entrecruzaran y enlazaran llenando de luz a dos almas sombrías y difusas, pero a mi pesar más aún recuerdo aquellos ilógicos malentendidos que causaron nuestro distanciamiento y el socavamiento de lo que entre nosotros habíamos construido día a día durante el tiempo en que fuimos felices sin saberlo con nuestra mutua compañía.
En especial, hay una canción que me hace recordarle, y a pesar de que la canción en cuestión es de un género musical con el que no simpatizo (soy un ferviente rocker), no pude evitar asociar esas melodías a su persona, y ahora, en cada fiesta o evento a donde asisto, al ser puesta esa canción, mi mente comienza a proyectar recuerdos en donde se convierte en mi principal protagonista. Y la nostalgia me embargaba, a punto de destruir mi ánimo. Y me desanimaba con mucha facilidad y con una frecuencia tan patológica que todo perdió color para mí, este mundo adquirió para mí un matiz grisáceo, dejando que sea la tristeza quien se apoderara e imperara en todo mi ser,  siendo la única que ocupara el lugar de la soledad. Mi alma lloraba por dentro mientras reía por fuera.
Era una contradicción, amarnos y no hablarnos, que entre nosotros hayamos erigido una pared insondable que nos mantenía aislados del otro, tiempo y distancia, tiempo y distancia....tiempo.... y distancia...
Pero cuando uno ama incondicionalmente, el tiempo y la distancia son solo dos variables inverosímiles y carentes de significado, pues solo basta una palabra suya para salvar nuestro día y elevar nuestro ánimo hasta la cercanía de las estrellas.
Una palabra del ser amado puede tener el mismo impacto a veces que una palabra dicha por el mismo Jesucristo.
"Una palabra tuya bastará para salvarme", solía escuchar en la iglesia, y nunca pude desenmarañar el sentido de esta frase, ¿cómo podría solamente una palabra salvar?, no lo entendía, era imposible, ilógico para mí... Hasta el día en que me llegó un mensaje suyo donde solamente escribía esto: "Hola".
Una sola palabra dicha por esa persona que ocupa nuestra mente y alma, a pesar de que el tiempo y las circunstancias crearon una cárcava que se fue convirtiendo en un abismo insondable entre nosotros, puede tener tanto impacto que aunque sea solo escrito, es capaz de hacernos sobresaltar del sillón, forjar una gran sonrisa, y dar sentido a lo que nos queda del día para alegrarnos y disfrutar de sus palabras.
Y el contraste grisáceo de mi entorno, con su sola palabra, se fue matizando con el colorido del arcoíris.
A veces uno camina en la oscuridad de la penumbra, por calles iluminadas por reflectores dorados, con nuestros pensamientos evocando el recuerdo de un nombre, un rostro, sus gestos, el vibrar de su voz, su mirada, su sonrisa, y vamos, sin quererlo, casi instintivamente sonriendo, mientras damos pasos por las veredas de calles turbulentas en ciudades agitadas, esos recuerdos se convierten en el escape, en proyecciones mentales que nos llevan a momentos y lugares paralelos con vívidas emociones reales que nos hacen desear vivir eternamente sumergidos en esos recuerdos, y que esta realidad sea relegada a quedar eternamente sepultada en el olvido. La felicidad momentánea, nostálgica e ilusoria a la vez, como cuando estamos en el frío de la noche y uno imagina que la luna llena del firmamento es el sol, e imaginamos que la luna nos llenará de calor.
 Así eres tú – repito en mí mismo – aún eres mi recuerdo más preciado, aún escucho tu voz en el silencio, como un eco que retumba en mis pensamientos, aún eres mi variable inamovible, mi constante, mi común denominador, tu nombre es tan placentero el repetirlo una y otra vez, una adicción sublime sumirme en un solo pensamiento que llena la inmensidad de mi universo interior. 
Una sola palabra dicha en el momento inesperado puede ser capaz de destruir el muro de rencor y orgullos levantado entre nosotros, una sola palabra fue capaz de demoler hasta sus cimientos toda esa pared levantada con ladrillos de rencor, resentimiento, desconfianza, tristeza, frialdad, orgullo, ego, y malos recuerdos.
“Hey tú, si tú, aún conservas el poder que sobre mí dejé que ejercieras”
Su sola palabra me hizo nuevamente sentir que estábamos tan cerca otra vez, como aquellos días en que pasábamos el día recorriendo la ciudad y los campos sobre dos ruedas, con la brisa del amanecer en las mañanas, la caricia del sol al medio día, y el baño de estrellas al anochecer.
Sus palabras, sus recuerdos, aún mantienen el poder que tenían sobre mí, capaces de doblegar mi alma sea cual sea la posición de mi cuerpo, aún mantiene el poder de alterar positivamente mi estado de ánimo con solamente escribirme un "Hola", una palabra, cuatro letras, insignificante viniendo de cualquiera, pero proviniendo de quien aún ocupa un lugar en mis sueños, esa palabra se convierte en el sol que desvanece la oscuridad, en el fuego que combate el invierno, en la voz que grita en el desierto, en la lluvia que reverdece los campos, en el brazo que me da la mano, cuando sobre el suelo y en fondo del abismo me hallo decaído, vencido y aplastado por sentimientos agobiantes. Una palabra suya bastó para salvarme, y quedé sorprendido por la violencia con que un simple mensaje suyo arrasó con toda mi tristeza.

viernes, 24 de junio de 2016

QUISIERA
















Quisiera escapar a un lugar
donde jamás sea encontrado,
y en ese lugar al fin encontrarte
Volver a sentir el sabor de tus labios,
y de tus labios jamás despegarme

Quisiera rescribir mi vida a tu lado,
que juntos forjemos un presente
Borrar los recuerdos de mi pasado,
vivir cada amanecer al verte

Quisiera trepar la montaña más alta,
y que ni el cielo me permita olvidarte
Llegar a la estrella más lejana,
y aun así no dejar de amarte

Quisiera que setiembre sea siempre,
el reflejo de tu rostro radiante
Que el canto de la inocentes aves,
el preludio para otro día de amantes

Quisiera que estemos los dos juntos,
echados sobre pasto verde de abril
Que juguemos a ver un futuro,
y a perdernos en besos sin fin

Quisiera que juntos vivamos,
buscando amarnos en formas nuevas
Que tratemos de descifrar el mensaje,
que escrito está en las estrellas

Quisiera estampar en mis recuerdos
cada palabra salida de tus labios
evocarlos en los duros momentos
cuando quiera emerger el odio

Quisiera decirte tantas cosas,
tantas, pero no estás aquí
Tantas cosas que decirte al oído
tan poco el tiempo de decirlo

viernes, 17 de junio de 2016

ADOLECIDO DE CONCIENCIA

El minero la roca va excavando
perforando hacia el nucleo
buscando quizas el alma de la tierra
que oculto yace en sus profundidades
Minero ciego, obsesivo, adolecido de conciencia.

Y tú, vas destruyendo mi ser
disparando sobre mi tus palabras
dagas, taladros y mentiras
que van socavando mi interior
¿Estás acaso buscando al alma
Que oculto yace en las profundidades de mi?
Tú, ciego, obsesivo y adolecido de conciencia

martes, 14 de junio de 2016

I DOSER


Mi único refugio en este mundo hostil, son mis 9 metros cuadrados de habitación donde me siento invulnerable a las hostilidades del exterior, y al ingresar a mi habitación, me siento seguro, protegido, en calma, en paz, soy yo quien controla todo ese espacio pequeño, soy el emperador de mi espacio, nadie perturba mi paz, y puedo sentarme a ser yo mismo, puedo dejar de fingir ser quien soy, puedo sentarme a escuchar la música que llena de paz y tranquilidad a mi perturbada alma que es forzada a adaptarse en la sociedad, me olvido del cruel mundo que es despiadado, mi habitación es mi bunker desde donde soy invulnerable a la influencia externa, lo tengo todo ahí, mi soledad, mis libros, mis meditaciones, un cigarrillo y un vaso de alcohol, tal vez un porro también, ilusiones fantasiosas… y toda mi habitación se convierte en mi mejor mundo, mi espacio personal, mi celda, mi prisión de libertad, donde soy libre, mi universo infinito en un espacio tan pequeño.
Escuchando I Doser me pongo a volar, a experimentar a cruzar los límites de la realidad, a alucinar y a temer, me gusta sentir la mano de Dios, me gusta poner al límite a cada uno de mis sentidos y ver que soy capaz de escapar tan lejos con tan poco.

Libertad, sueño eterno, ideal que impulsó al hombre a volar, a conquistar y tomar por asalto a sus sueños, a destruir tiránicos regímenes, a combatir contra colosos opresores, malignas intenciones, falsas religiones, idealismos destructores, sí, mi libertad es lo que más aprecio en este mundo, mucho más que bienes materiales, el miedo a perderla es mucho más grande que el miedo de combatir contra quienes quieren someterme, y por defenderla sería capaz de verter toda la sangre de mis venas. Muchos libertarios que me antecedieron no pagaron con sus vidas el habernos legarnos a los de mi generación esta libertad de la que gozamos, para que yo lo pierda o entregue a una persona que quiera someter mi voluntad a la suya.

jueves, 9 de junio de 2016

LA CARTA SECRETA



Hoy volví a leer la carta que nunca te envié, y me embargó la tristeza de nunca haber tenido la oportunidad de decirte lo que ahí te escribí, lamento que nunca te haya dicho lo que sinceramente yo sentía por ti.
En mi pesar yo, cada tarde me sentaba en la orilla del río creando historias en mi imaginación sobre nuestro ficticio romance, sueños ingenuos de niños donde salíamos por las calles cogidos de las manos, y nos sentábamos en el mirador internalizando la magia de ese paisaje, tu mirada cómplice mirando la mía, sonriendo al ver tus carnosos labios rosados que moría por besar, chocar nuestros labios, y que la colisión de un beso se convirtiera en todo para nosotros. La vida mágica que mi mente enamorada forjaba, y nunca se llegaría a materializar.
¿En qué circunstancias lo escribí?
Era un día en que el sol volvía a asomarse tras un cielo nublado, cuando los rayos del sol bañaban mi cabello, emocionado por el privilegio de existir, estaba gozando de lo sublime del enamoramiento platónico, que pluma en mano, me dediqué a escribirte lo más bello que entonces me embargaba el alma, y no pude contenerme, y no pude resistir, hacerte protagonista de uno de aquellos escritos de para entonces memorable momento.
Mi alma se encontró en total regocijo y serenidad, absorbí lo  más sublime de la naturaleza y lo natural, la música de las aguas del río corriendo, el canto alegre del sin fin de aves que se posaban sobre las copas de los árboles sobre mi cabeza, el suave susurrar de la brisa del viento, el olor agradable del suelo boscoso que con su olor a humedad perfumaba el aire, junto a los aromas liberados por las flores que se mezclaban y excitaban de sobremanera a mi olfato, el mágico paisaje que deleitaba a mi vista, con sus colores intensos naturales  cual oleo vivo, la frescura del ambiente, las cálidas caricias del sol. Todos mis sentidos fueron estimulados para llevarme a un trance inspirador, y mi alma, embargado por ese hermoso sentimiento de enamorado, me llenó de alegría y serenidad, mis pensamientos comenzaron a volar, a soñar, tuve ganas de registrarlo todo, tu imagen y tu nombre protagonizaban mi imaginación, tu sonrisa tus ojos eran imágenes vividas en mi recuerdo, y entonces mi mano cogió lápiz y papel, y comencé a escribir, a redactar, a plasmar sobre ese papel todo lo que tu significabas para mí, como un autómata, venía a mi mano dibujar líneas y palabras, frases y oraciones, párrafos y finalmente una carta donde dejé plasmado una parte importante de mi alma.
Inconscientemente escribía, y fue la parte más pura de mi ser quien se encargó de escribirte por mí. Las cosas e ideas surgían, y cuando me embargaban ideas sublimes, quería dejar registro de todo, las palabras iban fluyendo, estaba en total trance, llenaba páginas tras páginas, todo lo demás perdió foco para mí, los elementos estimulaban a mis sentidos y mis sentidos estimulados, más mi alma enamorada, abrieron las puertas de mi alma, y mi alma liberó su parte espiritual, que era captada por mi lápiz y plasmada sobre ese papel.
Te escribí la mejor carta del Mundo, la más emotiva y lo mejor que pude haber escrito en mi vida, y pasado el tiempo, volví a ser consiente, regrese en mí, y vi la carta terminada frente a mí.
¿Qué sucedió? pensé para mí, y mire a las hojas llenas de palabras, y los comencé a leer. Fue lo mejor que había hecho en mi vida, cada palabra rebosaba de sinceridad y pasión. Por un momento creí que era imposible que haya salido de mí, y que demasiado largo como para que alguien lo leyera sin aburrirse, pero no importaba estaba ahí hecho ya, Tu carta.

Quise entregártelo pero nunca tuve el valor, porque ya tu corazón estaba ocupado en amar a alguien más, y esa carta la guardé, tal como había surgido de mí, con los borrones y trazos errantes de ese momento de inspiración en que surgió.

Lo volví a leer, esa carta, sobre un arrugado papel y manchas de tinta, ideas convertidas en palabras, y palabras plasmadas sobre aquel amarillento papel, me sentía tan inspirado en ese entonces, lleno de versos y poesía,  que me sería imposible volver a escribir una carta con semejante intensidad y emotividad con la que lo hice, teniéndote a ti en la base de mis pensamientos. Quise entregártelo, pero ya hay una barrera entre nosotros dos difícil de cruzar, la barrera del tiempo separados por distancia, y en tu caso, aunque estuvieras cerca, ya estarías fuera de mi alcance,  alguien conquistó el corazón que no pude conquistar yo.

Aún la guardo, en ese baúl de caoba, donde yacen las cosas materiales más preciadas por mi, protegido por una mica. Aun no sé si algún día llegará a su destinatario original. Tal vez nunca lo haga, tal vez algún día hasta llegue a quemarlo convirtiéndolo en gas y cenizas, arrastrados por el viento hacia el olvido, como los interminables "te amo" dirigidos a ti y que ese viento también se los llevó a sepultarlo en la nada.

sábado, 4 de junio de 2016

MIRANDO AL CIELO


Cada noche al mirar al firmamento, las estrellas me brindan el espectáculo de su existencia, aunque lejanos se encuentren de mí, yo siento que son las únicas que están cerca mío todo el tiempo, hacen que me cuestione si ellas me observan cuando yo lo hago, si entre ellas hay algún tipo de comunicación, sé que solo son esferas de incandescencia, sin vida ni pensamiento, quiero ser como una de ellas, entregar mi existencia al creador.
Deja los pistones de mi pasión, solo me han llevado a lugares peligrosos, a abismos infranqueables, a cimas irretornables, a los límites de la cordura, a la frontera entre el cielo y el infierno, nunca más dejes que yo me apodere de mis pasiones irracionales, no quiero ver   más el rostro de la muerte, no estoy preparado para el juicio de Dios.

miércoles, 1 de junio de 2016

EN LA SOLEDAD DE LA NOCHE


Estoy cansado de la soledad, debería terminarse, no quiero ya amanecer solo en la cama, no quiero más ya dormirme sin tener a quien darle las buenas noches, no quiero despertar a mitad de la noche y no tener a quien abrazar para volver a conciliar el sueño, no quiero estar solo sin tener a quien contarle mis pesadillas nocturnas y me diga que fue solo un mal sueño.
Quiero volver a tener un brazo donde acurrucarme al dormir sintiéndome amado y sentir la tibia sensación de que me acaricien el cabello.
Quiero dormirme conversando con alguien en la oscuridad aunque no le vea, sentir sus abrazos y la calidez de su voz. La noche es una enemiga de mis noches solitarias, lo siento estrujarme la garganta.
No quiero más sentirme solo en las noches, hay veces en que llorando me quedo dormido, y despierto sintiendo mi almohada con la humedad que mis lágrimas dejaron. Despierto y al ver la hora, sigue siendo de madrugada, me quedo triste en cama, llorando más aun, me revuelco en cama y solo quiero nuevamente dormirme, y siento que mi cabeza me explotará pronto, quiero verle, escucharle, pero ¿a quién? Aun no comprendo a quién extraño, ni quién podría ser la persona que podría llenar el gran vacío que yace en mi corazón, tengo tanto amor que dar, no hay persona alguna que se merezca todo el amor que acumulado hay en mí.
Y estando echado, en medio de la noche, abro los ojos y todo es oscuro, al cerrarlos sigue igual, ya no hay diferencia entre tener los ojos abiertos o cerrados, solo estoy ahí, presente mientras mis pensamientos vuelan y escucho voces de mi cabeza, pensamientos angustiosos, quiero gritar, llorar desconsoladamente… Me pregunto por qué y cuál es la causa de todo, quién podría decirme sobre los culpables de esto.
La soledad me ahoga, me estruja la garganta y me quita el aire, aunque quisiera morir, no muero, sigo vivo, quisiera liberarme de este sufrimiento.
Sigo en la noche, la soledad parece más grande, la oscuridad me da la sensación de que me encuentro en medio de un vacío infinito, mi habitación parece un lugar distinto ahora, siento que fui tragado por un gran abismo y me encuentro en el fondo. Quiero hablar, pero toda mi voz retumba en eco en mi cabeza, cuánto daría por tener a alguien a mi lado, quisiera tener a alguien a quien besar, necesito un abrazo y dormirme en esos brazos que me libere de las tinieblas de la media noche y me sumerja en la fantasía de los sueños donde pueda existir en las utopías de mi fantasía.
Pero solo son deseos, aun me encuentro aquí, el sueño se ha esfumado de mí, ya va una hora en que estoy despierto sin poder dormir, debería morirme antes de caer en desesperación, debería buscar quien me acompañe en momentos como estos. El amor aun es algo extraño para mí, y quisiera saber lo que debería hacer.
No quiero más permanecer solo el resto de mi vida, no lo sé, tal vez todo esto sea solo una ilusión, quizás estoy en un momento en que me ahogaré pronto.
Creo que me estoy perdiendo de algo que la mayoría ha descubierto y yo me negué siempre a buscar, me negué a seguir, me negué a encontrar.
La vida me ha estado gritando y yo no quería escuchar, es momento de escuchar y dar la oportunidad a alguien de formar parte de mi vida, ya dejaré la oscuridad de mi interior, no quiero más despertares a mitad de la noche sumergido en la oscuridad de esas angustiosas noches y con la frialdad de la soledad, no quiero ya conciliar el sueño de tanto llorar, y que regresando a mi habitación como hago cada día sentir la angustia y el temor de llegar y ver que nuevamente dormiré solo.
No quiero más la angustia, quiero probar una parte de la felicidad que todos han encontrado y yo no.
Esmaltados están los cielos, todos resplandecientes de estrellas que guían mi andar y están conmigo todo el tiempo, las únicas que han estado cerca mío todo este tiempo, y les hablo y parecen escucharme, pero ya no quiero solo estar mientras me siguen a donde vaya, hay un alma reflejada en cada uno de esos astros, y yo espero que me guíen a esa otra mitad con la cual mi alma se complementará.
Buscando estoy lo que otros ya encontraron, veo hacia atrás y veo personas que pasaron por mi vida y que ninguno me llenó ni complementó, he aprendido de las personas que se han cruzado en mi vida, y he aprendido con cada golpe, a determinar que es lo que no necesito en mi vida.
No quiero ya más medianoches sin nadie a quien besar, necesito liberar todo el amor que hay dormido en mí, hay tanto que tengo por dar y nadie que lo pueda recibir. Mi tiempo y mis sueños necesito compartirlos, debe haber alguien allí afuera que valga la pena todo el tiempo que estoy dispuesto a conceder a alguien.
No quiero más llanto hasta ceder ante el sueño, no quiero más poemas escritos sin ninguna dedicatoria, no quiero ver más cielos estrellados sin una cálida compañía, quiero poner mi alma de rodillas ante ese alguien que aún no encuentro, quiero ver una cama y no sentir más la angustia de saber que solo dormiré. Solo necesito alguien que me mueva la existencia y me haga decir: 
Esto es lo que siempre buscaba, tú eres a quien siempre esperaba.

martes, 24 de mayo de 2016

SUEÑO OSCURO


Escuchando el álbum más conceptual del mundo
La esencia más fantabulosa del universo
he ido a ver las estrellas de un animal
a un perro a un cerdo y un rebaño de ovejas
tratando de hallar una puerta en la pared
y Frestón incinerando libros de la locura

La respuesta de los dioses,
el flagelo de las religiones
La ciudad de un solo satánico
arboles sangrando de ira
la oscuridad apagándose,
el cielo ardiendo en llamas
el infierno purificándose

Bienvenido a la máquina de la locura
eres tu quien faltaba
donde la fantasía no tiene lugar
ni los espectros cabida alguna

Las voces ocultas gritándote
guturales sonidos de desesperación
la muerte degustando sus cráneos
los sonidos eróticos de la purificación
el control de los ritos nefastos
mira abajo que el cielo ya no más
mira arriba que los dioses se regocijan
celebrando su vil traición