miércoles, 2 de julio de 2014

INTENTOS DE POESÍA


La extraño pero no la tengo a mi lado,
Deseo me acompañe en ocasos
Poseerla con toda mi alma,
Llenar su rostro de besos,
Convertir mis tormentas en calma
Que me escuche como solía hacerme,
Que me diga suave al oído
Que no importando lo grave del mundo,
Los prados permanecerán verdes
Y escucharle decir esa frase
Que nunca debería olvidarse

“Nada hay bajo el sol que no tenga solución,
nunca una noche venció a un amanecer"

Deseo echarme sobre sus piernas
y que recostado acaricie mi frente,
Deseo que haga lo que hacía siempre
Cuando yo al mirarla fijamente,
miraba siempre su mirada calma
y sentía sus manos taparme los ojos,
Y a sus labios robándome besos.

Deseo que me diga que no me preocupara,
que al mirar sus ojos vea la cosa más bella,
deseo que mirándola me pierda en fantasía,
que cuando esté junto a ella se detenga el día,
deseo que permaneciendo siempre a su lado,
jamás nunca se avecine un mañana,
que el tiempo se detenga eternamente,
para por siempre contemplar atardeceres
que octubre nos muestra en el horizonte,
y con la más efímera de todas las cosas
dibujar en sus labios mil y un sonrisas,
que nuestra conversación sea infinita
sin nunca jamás llegar a un final,
y convertir tormentosas noches
en estrellados cielos de nubes calmas.

Deseo encontrar calor en caricias,
cuando el frío invada nuestras almas
y bañar con las estelares brisas
a mi sueños de por siempre amarla

Deseo que con el advenimiento de la noche,
Nuestra luna se convierta en nuestro faro,
y que cuando la luna nos oculte su rostro,
como relucientes gemas me iluminen sus ojos.

Y que cuando todo sonido se apague,
en música se transforme su voz,
que cuando el hambre me comience a afligir,
sus besos sacien mi sed de amor,
que sea ella mi razón de vivir,
que cuando mi cuerpo de pobre mortal
se encuentre pronto a desfallecer
Renueve a mi vida de vitalidad.

Que esté siempre acompañándome,
Cada noche al acostarme,
Y que al despertar hagamos juntos
El ritual al amor como a un culto

Acariciando su cabellera de seda,
y su rostro puro como el marfil,
deseo estar siempre a su lado
y nunca mas volverme a afligir
en más solitarias noches de abril
cuando desconocía el ser feliz.

Deseo sentir su frescura
cuando el sol castiga bruscamente
con su sofocante fuego demente
a todo los que vive sobre tierra

Deseo nunca dejar de mirarla,
Ni dejar de besar aquellos labios,
Que endulzan mi vida mundana
que hace tiempo llevaba a diario

Deseo que en momentos de crisis
Ella sus fuerzas comparta conmigo,
Que no exista imposible aunque difícil
Día que juntos debamos luchar.

Como muestra de nuestro amor
deseo que ella junto a mí,
seamos fuente  de una vida nueva
que demos vida a un nuevo ser,
donde sea materializado
nuestro máximo amor sin fin.

Deseo verle relucir,
como matutino cielo al amanecer,
como después de que una noche
fría y oscura llega a su fin

Deseo que con su más puro estilo,
sofoque la lujuria que arde en mí,
que apague el fugo que incinera
Cada centímetro de mi piel,
Y que al sentir su piel canela,
Vean mis ojos mil estrellas

Deseo que su sonrisa tierna
Propio de una gran dama
Electrice todo mi cuerpo,
y ese escalofrío tan dulce,
perdure siempre en el tiempo
sintiendo al amor en mi alma
Cuando tus labios se posan
En mis mejillas acaloradas

Mi querida amada mía
Deseo nuevamente ocupar
un lugar en tus pensamientos,
y nuevamente puedas dar
color a mi gris tormento.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

/