miércoles, 18 de junio de 2014

NOSTÁLGICO TEMA DE LED ZEPPELIN


¿Una canción para deprimirse?, ¿una canción para irse al rincón oscuro de mi habitación, sentarme en el piso abrazándome las rodillas, con un cigarro en los dedos y un cenicero en el piso? Canciones para deprimirse y odiar al mundo hay muchas, precisamente ahora en la radio suenan dos canciones de un grupo muy de moda, pero con sus letras demasiado simplistas y claramente comerciales, y con su banda sonora muy acorde a los gustos de las masas, prefiero no perder mi tiempo.
Pero si hay una canción que me gustaría escuchar en momentos en que mi alma está siendo consumida vorazmente por la tristeza agobiante, tengo una canción ideal, una canción que me hace hundir mucho peor en mi tristeza, y que al mismo tiempo atmosferiza mágicamente el entorno nostálgico. Como no podría esperarse menos de un fanático de LED ZEPPELIN, he decidido dedicar un tiempo una de las canciones más nostálgicas de esta grandiosa banda, ideal para escucharla cuando uno, como yo, ha terminado con su novia.
Ya había escrito sobre la serie de eventos extraordinarios y las circunstancias muy peculiares que me llevaron a descubrir la obra musical de esta grandiosa banda (click aqui), la que siempre me ha acompañado, junto a PINK FLOYD, en mis largas noches solitarias, y de deliberaciones emocionales, existenciales, románticas, filosóficas y que siempre ha estado llenando el aire con sus mágicas notas hasta en las más desastrosas decisiones de mi vida, me refiero a “TEA FOR ONE”
TEA FOR ONE (Té para uno), es la canción cierra con broche de Oro el penúltimo disco de la banda titulado PRESENCE Publicado en el año 1976. PRESENCE, tiene una peculiaridad, es uno de los peores álbumes de esta banda, solo la canción que abre el disco y la que la cierra, que es TEA FOR ONE, son las únicas canciones Legendarias para un álbum tan malo.
Esta canción inicia con un riff engañoso y movido como invitándonos a bailar, haciendo presagiar que se trataría de una canción pop-rock, pero luego, todo se sumerge en una triste, melancólica canción de blues electrónico al estilo Zeppelinero, con una voz de Plant que canta tan triste, y una batería poderosa pero que se acopla a la perfección al mensaje que quiere dar esta composición, y el mensaje pareciera que es esta: LLORA, DEPRIMETE, ENTRISTÉCETE. Lenta, pero armoniosa, no tiene ese típico toque de LED ZEPPELIN que podría hacernos trizas el cerebro y ponernos a mover la cabeza como locos, no, esta canción tiene ese aire, esa magia de sumergirnos en una ambientación de perfecta nostalgia.
A diferencia de cantantes que se dedican a hacernos llorar con sus canciones, tipo JEANETTE, donde con su voz de tierna, su melodía triste y su letra gritándole al mundo su tristeza, LED ZEPPELIN, con TEA FOR ONE, sin alejarse de un potente tema rocker-blusero, siempre me logra atrapar en un entorno no tan suficientemente melancólico como para hacerme llorar como un niño, pero lo suficientemente armónico para hacerme recordar y acompañarme en mi dolor.
Los Dioses del Rock

Si, así de mágica  es esta canción con esas líneas de guitarra, esas armonías tan bluseras que al escucharla,  llenan el aire de una atmósfera de soledad, resignación, melancolía, de “sin fuerzas para luchar”, y que al escucharla, siento como si todo se vuelve más gris, la ciudad queda vacía y fantasmagórica, el cielo se nubla, el viento sopla más fuerte con un silbido estridente, las hojas de los árboles comienzan a caer, las sombras de las paredes comienzan a bajar y a ocupar cada espacio de él, comienza a llover, el cielo ruge violentamente con estruendosos relámpagos, y mi corazón comienza a encogerse, las imágenes comienzan a proyectarse en mi mente, aquellos momentos más felices, lejos de alegrarme me sumergen en una nostalgia cada vez más grande y profunda, cierro los ojos, y las imágenes se vuelven más claras, más nítidas, como si las estuviera viendo en el mismo momento en que las pienso, como si fuera un espectador de esos hechos, como si lo único que me separaran de esas imágenes fuera solamente un muro de cristal… y una lágrima escapa de mis ojos y se abre camino entre mis mejillas mientras recuerdo con esa canción de fondo al amor que una vez fue.
Y la canción sigue, el puente de la canción, con ese raspado de guitarra distorsionada, trata al poco tiempo de alegrar el ambiente, pero es solamente un engaño porque nuevamente la canción regresa a esa melodía tan triste, tan lúgubre, tan sombría. Esas líneas de guitarra, ese solo de Jimmy Page, son las líneas más tristes que escuché, y acompañada por esa potente percusión del dúo Jhon Bonham y John Paul Jones, queda fenomenal, es hard Rock, pero Un hard Rock muy sublime. Escuchar a Led es mi droga, TEA FOR ONE, es mi dosis, con ella vuelo y mi alma encuentra confort momentáneo durante los 10 minutos que dura esta aura de musicalidad incomparable y alucinante, que los magos de rock and roll pudieron legarle a la humanidad. Led Zeppelín junto a The Beatles son al rock, lo que cervantes y Shakespeare a la literatura, lo que Miguel Angel y Da Vinci al la pintura, lo que Newton y Bernouli a las Matemáticas, lo que Einstein a la física, lo que Mandela y Gandi al Pacifismo, lo que Bill Gates y Steven Jobs a la tecnología, Marx al comunismo, Hitler al fascismo, Adam Smith al capitalismo… Pensar en rock es pensar en Led Zeppelin.

Led Zeppelin cuando se proponía a hacer una canción que evocara una gran cantidad de sentimientos y emociones, sí que lo hacían de una magistral y grandiosa manera, y sí que muy magistral, con resultados únicos. Si hay alguno que esté coleccionando canciones deprimentes y cortavenas, creo que esta joyita desconocida de Led Zeppelin, le entraría más que bien en su colección, y es que quien solo quiera llorar escuchando el repertorio de Jeanette, Los Ángeles Negros, Los Iracundos, y los temas de moda de Corazón Serrano, pues no tiene nada de malo, pero quien quiera evocar sentimientos solo con una banda sonora, este tema zeepeliano para mi es mi favorito, aún sin que haya quien no entienda la letra, aun quitando la voz de Plant considero que la banda sonora, es suficiente como para llorar el rompimiento con nuestra novia… disfrútenla si quieren atmosferizar el aire con un hermoso tema de hard-blues-Rock de la mejor banda de rock de la historia (detrás de The Beatles, claro está)

3 comentarios:

  1. Wow es que hay canciones que simplemente son el marco perfecto para nuestros cuadros más tristes. Esperando que tu tristeza mengüe te mando saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar Munani. Claro que para toda emoción a veces hay temas que encajan con ellas. Los sentimientos negativos son efímeros para mi, y una manera de hacerlas pasajeras es escribiendo sobre ellas, pero gracias por tus deseos. Saludos

      Eliminar
  2. antes felicitarte escribes muy bien.por otro lado par mi la musica tiene sentido por la letra el ritmo.y querido amigo pienso que el sentimiento verdadero jamas sera efimero.amar es un milagro y no todos tienen la dicha de descubrir.

    ResponderEliminar