sábado, 30 de agosto de 2014

LA BÚSQUEDA DE UN RUMBO


He decidido buscar mi quintaescencia en la vida, ese elemento determinante que da un viraje radical al curso de nuestro devenir en la vida, aquella llave que abre la puerta de lo desconocido hacia un camino alternativo al curso de nuestro actual camino. La determinante, esa es la clave, y creo que a la vida de cada persona le es necesario en algún momento corregir el rumbo de su barco, tratar de luchar contra los vientos de la tormenta que nos quieren conducir a donde ni siquiera nosotros tenemos conocimiento.
Hace un tiempo había dicho que yo soy como un barco en medio del infinito océano que únicamente se deja llevar por donde el viento le mueve, mas es pertinente ser consecuente con nuestro futuro, y el futuro muchas veces significa luchar contra las fuerzas que nos quieren llevar hacia donde hasta nosotros desconocemos.
Es decir, cada día yo, al igual que la mayoría, en algún momento de su vida, debería decir: "Dios Mío, pero vaya que he estado andando sin rumbo, y dañando gente en el trascurrir de mi caminar, tal vez sea momento de corregir el curso, tal vez sea momento de trazarme una rumbo, una meta, y utilizar mi intuición como brújula en medio de este océano al que todos conocemos como LA VIDA".
Desearía a veces girar mi barco hacia atrás, recoger a alguna persona de mi pasado que merecería navegar junto a mí, coger un remo e ir más rápido y navegar en el insondable océano infinito sin jamás sentirme solo. Cuánto dolor hay en cada puerto, dejamos huellas buenas o malas en cada lugar donde anclamos el barco, y generalmente por mi necedad fueron malas, malos recuerdos tal vez para una u otra persona,
La insondable vida puede resultar tan enigmática, tal devastadora y cruel pero nunca injusta aunque la mayoría de personas creen lo contrario.
Y es que la vida no es justa ni injusta, los términos de justicia fue inventado por el ser humano, y dogmatizada por la religión.
No existe justicia, el universo no funciona por leyes abstractas como las que rigen nuestra sociedad, el universo simplemente se rige por leyes de causa efecto, y en nuestra vida, no es diferente, hacemos algo y vienen las consecuencias lógicas.
Cuando una persona percibe una injusticia, es cuando por sus actos esperaba algo que predecía sin tomar en cuenta la totalidad de las variables que intervienen en el resultado final de sus actos.
Y el ser humano, no tiene la sapiencia omnisciente para visualizar cada una de esas variables, y esa atribución únicamente le compete a Dios.
Pero sigo caminando en este mundo, sin un rumbo marcado, sin un camino definido, bajo un cielo nublado, bajo la tenue luz que oscuras nubes dejan pasar de la luna. A lo lejos, en el infinito silencio de lo desconocido, creo escuchar una voz que me grita algo, algo importante que no logro entender lo que me dice, pareciera que esa voz trata de advertirme algo, algún peligro hacia la dirección que voy. Esa es la voz de Dios, que me habla a través de la naturaleza sin que yo logre descifrar su mensaje, no soy digno de comprender lo que quiere decirme, solo soy afortunado de saber de su existencia.
Y mi barco navega aún, sin un rumbo, pero con mi lápiz y papel es momento de trazar un rumbo.
Es momento de echar de mi barco a personas y cosas que no hacen más que entorpecer mi navegación, contribuyendo a volver más pesado mi barco, y haciendo demasiado ruido como para poderme concentrar.

Llevo a bordo a personas que solo me acompañan mientras mi barco se encuentre a flote, y cuando comience a naufragar, ellos me abandonarán. No hay manera de saber por el momento quienes son aquellos oportunistas, y lastimosamente, no hay manera de ponerlos a prueba, y lastimosamente, el único escenario en que puedo hacerlo, es en el momento de la verdad.

domingo, 17 de agosto de 2014

BREVE REFLEXIONACIÒN

La soltura con que se determina el contexto histórico de la revolución social que acontece en este momento respecto al tema de la legalización del la unión civil entre personas del mismo sexo, me parece uno más de los más importantes en los que antiguos paradigmas sociales, han sido eliminados. Llegará el día en que cada ser humano sobre la tierra podrá ejercer su libertad absoluta, sin que una sociedad cegada por dogmas religiosos, y ni un estado que se basa en una discutible moralidad nos lo impidan, y podamos caminar en la calle, libres, con quien sea, como sea, donde sea y cuando sea, sin que personas que se creen los más buenos ciudadanos, nos apunten con sus irrisorios juicios y prejuicios.
Todos somos libres de vivir, a ningún ser humano debe prohibírsele de su libertad, ni así como prohibírsele de vivir, de existir, de amar, de fumar grifa, o de estar con la persona amada sin importar sus creencias, religión, raza o sexo.
Aún no somos libres, aún somos prisioneros de nuestra celda que es el mundo, apenas hemos podido ver nuestras celdas, pero no ir más allá.

lunes, 11 de agosto de 2014

UN EXTRAÑO EN EL ESPEJO


Puta madre, me siento hasta el culo
Me dan ganas de puterar al mundo
Escupir con todo al cielo
Patearlos como a perros
Estoy hecho una mierda este día
Pero voy a pintarlo con poesía.

El cielo me pide que la busque,
Decirle a ella que es mi vida,
decirle que nada más me importa
salvo mi corazón que le pertenece
nada más a ella y para siempre.

Cuanto desearía en este momento,
ver feliz a ese jovenzuelo
de negra cabellera larga,
de marrones ojos apagados,
de gruesos labios rosados,
fatigado cuerpo delgado,
y piel blanca y estrellada,
que yo miro en el espejo…
y aunque por fuera le veo reír,
su triste mirada le delata

Lloran sus ojos mientras sus labios ríen,
por el amor que le fue arrebatado
y por el amor que nunca pudo entregar
Es que hay un extraño en el espejo.

El recuerdo que proyecta mi mente,
No lo recuerda luciendo así.
Ha ido cambiando de aspecto,
Mientras cruelmente el vil tiempo
Ha ido machacando su cuerpo,
y la tristeza flagelando su rostro,
y la soledad carcomiendo su alma
y el tormento consumiendo su calma
Mientras se le acababa su marihuana

lunes, 4 de agosto de 2014

EL OBJETIVO DE MI BLOG

Comprenderán que no espero que acepten lo que pienso, mas antes se debería comprender que en el camino hacia una madures intelectual, es menester el liberar de alguna manera nuestro lado oscuro, mostrarnos como somos por dentro, transcribiendo al medio escrito los pensamientos cotidianos de cada uno, los que seguramente en secreto, todos compartimos. Pero los pensamientos más sinceros, son aquellos que nadie se atrevería a decirlo delante de alguien por no ser socialmente permitido, porque muchas veces lo que nosotros pensamos, lo ocultamos en nuestro terco afán de querer encajar, y así afanosamente, solemos repetir las cosas que se encuentran dentro de los parámetros de lo socialmente aceptable.
Todos llevamos dentro un lado oscuro, todos tenemos nuestro alter ego, nuestro yo oscuro y sombrío, al que no queremos que quede al descubierto ante los demás; todos tenemos esa parte oscuramente oculta muy en el fondo nuestro, que nos hace pensar de manera alternativa y más racionalmente de lo que normalmente lo hacemos.
Todos tenemos aquella voz que hay dentro de nuestra cabeza, es la locura confinada que grita por escapar, y esa locura es prisionera de nuestra mente, la locura siempre la llevamos dentro, siempre está presente queriendo salir, y solo la dejamos libre mientras soñamos, es la locura que puede escapar y derrocar a nuestra cordura, y cuyo escape es eternamente latente a la más mínima provocación, y ante un descuido nuestro escapará. Todos luchamos a diario por ejercer un control sobre él.
Muchos de los llamados locos son los que dejaron en libertad ese lado oculto, ese lado sombrío se apoderó de ellos, y hasta resulta irónico y gracioso que si el loco persistiera en su locura se volvería tarde o temprano nuevamente cuerdo.
Con este blog no busco agradar a nadie, no busco encontrar alguien que comprenda lo que soy, mi fin no es agradar a nadie, si escribo no es por hobbie, ni porque quiero ser escritor, lo que hago es simplemente tratar de liberar mi mente de todo pensamiento tóxico, descargar mis oscuros pensamientos, soltar en una nube recurrente lo que soy, y todo lo hago con el único fin de continuar esa búsqueda de mi catarsis, si, si algún objetivo tiene este blog personal, es creo el mismo que tiene cualquiera que escribe uno, más que un pasatiempo, más que unas letras salidas de lo más profundo de cada quien, más que querer ser leído por otras personas, hay un único objetivo implícito que todos buscan, muy en el fondo de sí mismos, aunque la mayoría no parece ser consciente de ello, todos esperan su purificación interior mediante su catarsis.
Todos los que escribimos un blog, o seguimos uno, buscamos generar nuestra propia Catarsis, y para lograrlo, no hay mejor manera de dejar salir  lo que sea que haya muy dentro de nosotros mismos, sea bueno, fantasioso, malo, feo, doloroso, horroroso, espantoso, traumático, aberrante, bizarro, nauseabundo, oscuro. Todos llevamos una herida dentro nuestro, todos de alguna manera tenemos algún tipo de trauma oculto, que preferimos no mostrar, que nos ha hecho sufrir, pero la buena noticia es que el sufrimiento tiempla el alma, por que quien alguna vez ha logrado una sanación, se ha reivindicado, y ha aprendido a valorar cada momento de la vida, ha aprendido a querer de verdad, y lo mejor de todo ha aprendido a ser un mejor ser humano, más empático, más consciente, más amable, más libre y más crítico.
El sufrimiento tiempla el alma, hasta Dios fue consciente de ello, y para entender a su mayor creación el ser humano, tuvo que aprender a sufrir mediante su hijo, solo así la deidad todopoderosa y omnisciente que nunca padeció necesidad ni dolor alguno, pudo comprender y entender lo frágil que es cada ser humano, solo mediante el sufrimiento, Dios pudo comprender en carne propia que tan complicada y compleja resultaba ser su más grande creación, es por eso que Dios puede ser capaz de perdonar, por que logró saber el valor del arrepentimiento, porque se puso bajo la piel de un hombre, porque Dios una vez fue un hombre.
A veces resulta cómodo colgar a alguien la etiqueta de insensible, loco, inmaduro, irracional, simplemente porque no llegan a comprender la complejidad de lo que internamente uno lleva guardado, ni llega a entender cuál es el objetivo último de cada uno. Lo que escribo es sangre, y aunque la crudeza quede plasmado en cada palabra, no hay palabras más sinceras que las mías.

Si, cualquier incauto puede criticar y juzgarme por lo que escribo, pero pocos me pueden comprender sin caer en la especulación de quien en verdad soy yo, porque yo estoy en pleno descubrimiento de encontrar la respuesta a esa pregunta. ¿Quién soy yo?. Soy un ser humano hecho con la capacidad de amar y ser amado. Pero antes debo ser sanado, y debo transformar mi oscuridad en luz.
/