jueves, 3 de diciembre de 2015

PENSATIVO

Durante billones de años, los ciclos diarios de la marea oceánica han influenciado los patrones de conducta de la caza, la reproducción y la alimentación entre las formas de vida en desarrollo de nuestro planeta.

La selección natural determinó qué especies debían subsistir y cuáles desaparecer, el hombre conquistó el derecho no por su fuerza, sino por su capacidad de adaptarse al inicio, y su inteligencia después. Luego el ser humano se convirtió en la antítesis de la selección natural, la humanidad  ahora decide qué especies sobreviven, y cuáles deben ser exterminados, no importa si son de su propia especie. Si hay algo que me avergüenza es la humanidad, por eso trato de huir de esta realidad que me causa tantas nauseas como repulsión, la selección natural se equivocó al permitir que el ser humano sobreviviera. Este mundo está podrido, pero sin la marihuana no podría ver el lado bueno de las cosas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

/