martes, 3 de marzo de 2015

MI AMIGO

Somos dueños de nuestros destinos, ningún hombre puede abandonar su propia historia, somos hijos de la providencia, ningun ser humano escapa de su mano.
Vine a tan lejos aún sin saber cuál es mi lugar, no entiendo ni soy conciente de mis actos hasta que comienzan a tener consecuencias, y aún retumba en mi mente las palabras de aquel amigo mio con quien una vez rompimos lazos indefectiblemente...
-"En esta vida todos somos caballeros y fantasmas"
El cielo azul, el río corriendo, esa tarde fue la última vez en que lanzamos juntos, fue la última vez que juntos, fumamos marihuana...
Ya han pasado casi tres años, y todavía recuerdo ese mismo espacio, alejados de la ciudad, pero con la gran privacidad con que la naturaleza nos puede cobijar, aún recuerdo el sol, la misma roca, y las conversaciones sin sentido, las peleas infundadas, y las discusiones efímeras, las alucinaciones compartidas, y el futuro visionado que nos unía antes de dividirnos para siempre.
Yo con él poco tenía en común, nuestra amistad se basaba en nuestro común interés por el rock, y por nuestro vicio de la marihuana. Fuimos los mejores amigos, los confidentes y camaradas, los astros gemelos, los hermanos de causa, hasta cuando los intereses económicos se pusieron entre nosotros, y el dinero fue quien acabó con nuestra amistad. Ahora recuerdo ese pasado, en que tenía al mejor amigo que nunca tuve, y desde aquella vez, nunca volvimos a tener más acercamiento que el protocolo social de saludarnos cuando nos cruzamos uno en el camino del otro.
Pero ya nada es igual, nada puede ser igual, a pesar de todo, creo que eramos muy buen equipo, pero a pesar de todo, creo que lo mejor para los dos, es que sigamos caminando en esta vida por caminos separados.
Tengo aún en mente su frase, el título de una canción, que él en ese entonces estaba componiendo, y que hoy ya se está escuchando en el ambiente underground de la música:
CABALLEROS Y FANTASMAS.
El siempre fue un artista, y por eso yo lo admiraba, y me dijo que un artista, en especial los músicos, no revelaban el significado de sus letras, para mantener el misticismo que les caracteriza, pero que a mi, por ser su mejor amigo, me lo iba a revelar.
El me explico el significado de ese título.
Todas las personas que están en el presente en nuestras vidas son los Caballeros, y al irse de nuestras vidas, se convierten en fantasmas en nuestras mentes. Caballeros fuimos el uno para el otro en su momento, ahora que vamos por caminos separados, cada uno somos para el otro, fantasmas vivientes en nuestros recuerdos.
Aprendí a hacer frente a cuando las personas importantes para mi, se van de mi vida, sabiendo que probablemente nunca volverán a compartir momentos gratos conmigo.
A lo largo de mi vida me hice amigos de muchas personas, pero que por el destino, tuve que alejarme de ellas.
Ahora, a casi tres años, y él, en un lugar del que desconozco, mi memoria evocó momentos mágicos, en que fumámos yerba ya no solitario como suelo hacer ahora, sino en compañia de mi entonces mejor amigo, socio, hermano y camarada.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

/